Comience a escribir la BÚSQUEDA POR ENCIMA Y DEVOLUCIÓN DE PRENSA PARA BUSCAR. Presione Esc para cancelar

Corro… y ya

Es simple, corro por disciplina.

Disfruto más el régimen al que debo alinearme cada vez que decido correr un maratón, elegir a qué carrera inscribirme, organizar el viaje a la ciudad donde trotaré y al final, contar la historia que viví.

A principios de 2012 decidí que correría ese mismo año el maratón de Nueva York. Me preparé disciplinadamente para cumplir la meta, sin embargo, un desastre natural canceló por primera vez en años el maratón más grande del mundo.

Ese año corrí mi primera competencia de 42.195 kilómetros, pero no fue en el lugar que quería. Al cruzar esa meta llegó la adrenalina y con ella nuevos objetivos: correr más maratones y crear un blog para contar las historias de un beisbolista convertido en corredor.

El 2 de noviembre pasados, dos años, cuatro maratones después y casi por casualidad, corrí Nueva York.