Maratón Monterrey, el valor de una buena organización

El primer objetivo del 2013 se cumplió al cruzar la meta del maratón de San Diego el 2 de junio pasado, sin embargo, ese reto fue el primero del año en el que el pretendo correr dos maratones. La siguiente parada será Monterrey, Nuevo León el 8 de diciembre.

Listo el registro para carrera del 8 de diciembre.
Listo el registro para carrera del 8 de diciembre.

Después de la carrera de 42 kilómetros en la ciudad californiana pasé varias semanas, cerca de cinco, en una fase de descanso total que equivalieron a un aumento de peso de cuatro kilos. Hoy lo sé, éste fue uno de los errores más importante que he cometido en mi etapa de corredor regular que ya casi cumple dos años y medio.

Después de correr un maratón, el cuerpo está sumamente cansando y no solo por haber cubierto la distancia ese día. El cuerpo está cansado y contracturado como para dejarlo descansar y olvidarse del mantenimiento. Masajes, estiramiento o trote ligero, incluso a las 24 o 48 horas de haber cruzado la meta, son actividades a considerar. En mis semanas posteriores al maratón no incluí alguna de esas tres alternativas para aliviar el cuerpo y el regreso a la pista fue doloroso.

A un paso de la montaña. Entrenamiento a las faldas del Popocatépetl.
A un paso de la montaña. Entrenamiento a las faldas del Popocatépetl.

Finalmente, la memoria del organismo ayuda y recordó, en dos semanas, las cargas de entrenamiento que he llevado en los últimos meses y no tardó en reponerse después de un lento arranque. Los masajes de mantenimiento también fueron un factor importante en esta recuperación.

Pues bien, el tiempo para entrenar y planear el viaje a Monterrey llegó y me he encontrado con sorpresas agradables en cuanto a la organización de la octava edición del Maratón Powerade Monterrey, la primera de ellas es la categoría que incluyeron de Principiantes. Con esta iniciativa, el comité organizador atenderá de manera especial a todos aquellos corredores que aspiran a cubrir por primera vez la distancia de 42.195 kilómetros. Este trato especial incluye, entre otras cosas, grupos de animación, certificados y entrenamientos especializados (ver video de esta entrada).

A pesar de que Monterrey será mi tercer maratón, el saber que los organizadores se preocupan por la seguridad de los corredores novatos y del resto, (se espera la participación de cuatro mil corredores), resulta motivante para realizar un buen entrenamiento y llegar en el mejor estado físico y mental a tierras regiomontanas.

Por si correr, viajar y prepararse para un maratón no fueran alicientes suficientes, el maratón de Monterrey ofrece a quienes así lo decidan, convertirse en un Corredor de Valor y reunir fondos para una de las cinco instituciones de asistencia social que participan este año.

En mi caso, participaré con Arena (Asociación Regiomontana de Niños Autistas), la cual trabaja con niños de escasos recursos con el fin de integrarlos a su entorno social, así como brindar apoyo a sus familiares. Sin duda, una iniciativa que invita a crear comunidad y darle un valor adicional a quienes gustan de sumar kilómetros a sus currículos deportivos.

Para este otoño, vender 42 kilómetros para una causa noble será una actividad más que acompañará al entrenamiento.